¿Para qué sirve el marcado o grabado láser?

Dicho de una manera sencilla el marcado láser es una tecnología para poder marcar, numerar e identificar de forma indeleble sobre todo tipo de objetos, piezas o materiales. De esta manera se consigue de manera rápida y precisa un grabado en la pieza. Una de las aplicaciones más comúnmente conocidas es la de el grabado sobre plásticos, piezas metálicas y cromados. De esta forma, se pueden marcar algunas piezas como por ejemplo relojes, teléfonos (estilo iphone), piezas de joyería, aparatos electrónicos y chips.

¿Cómo funciona el marcado láser?

El marcado láser se produce mediante la incidencia de un rayo láser sobre un objeto. Este rayo láser se genera gracias a una fuente de bombeo de fotones y un resonador. El rayo de láser es guiado mediante un conjunto de elementos ópticos y espejos reflectores que otorgan una gran definición, y así se podrán realizar todo tipo de dibujos o marcados mediante la eliminación, vaporización u oxidación de los pigmentos presentes en la pieza. El proceso es altamente fiable así como de altísima repetibilidad y precisión. Otra de las ventajas es la posibilidad de poder marcar con láser es que opera en ausencia de tintas ó disolventes, por lo que se puede considerar más ecológico que otro tipo de procesos.

Tampoco requiere el la mayoría de los casos de materiales adicionales que puedan generar algún tipo de residuo. La mayor ventaja es que el marcado es absolutamente imborrable y de muy alta precisión, así como muy seguro para la pieza y sus componentes. Gracias a estas dos últimas propiedades, es este el proceso industrial de elección mayoritario para multitud de sectores de la industria.

¿Qué tipo de materiales podremos marcar con láser?

Los materiales más habituales que se pueden marcar con láser son la mayoría de metales y plásticos, piezas pintadas, cuero, madera, tejidos..., y todos aquellos que muestren reactividad al láser.

En cuanto a los metales, se puede marcar el bronce, latón, la plata, el titanio, el oro y el acero inoxidable entre otros. Respecto a los plásticos, muchos son marcables de forma natural, si no es así deberán estar preparados para el proceso láser mediante los aditivos adecuados con el fin de obtener el mejor resultado, siendo así se puede marcar la mayoría de ellos. Sea cual sea el caso, siempre es imprescindible realizar una consulta técnica y si es posible, realizar un tester para verificar la viabilidad de la pieza.

Por último hay que tener en cuenta también que con el láser es posible en determinadas circunstancias cortar algunos materiales o hacer micro perforaciones..